sábado, 28 de mayo de 2016

jueves, 19 de mayo de 2016

Cuidar, conocer, detenerse, especular, descubrir afinidades en lugares para estar.

Un pequeño proyecto que florece: la reactivación de la Biblioteca en el colegio María Augusta Urrutia. 

El contexto: Solanda, Sur de Quito.

Ya nos visitó el señor Sagan ("El mundo y sus demonios"), pero me faltan donantes (o tiempo para conseguirlos). En periódicos me falta la línea de gobierno (también acepto donaciones, me interesa que los chicos vean más caras de la moneda). 

Estoy probando el nivel de lectura de los chicos. Como se puede ver me he dejado guiar por sus intereses (fantasía, romances adolescentes, comics, terror). Pero también he comenzado a probar desde lo que tengo en casa, con novelas más pausadas y largas. Entre ellas han pegado la novela sobre el duelo de Marie Curie de Rosa Montero ("La ridícula idea de no volver a verte") y el Diario de Ana Frank. Llevé los diarios del Che, pero pasaron desapercibidos (aunque estoy seguro que cuando veamos la película "Diarios de Motocicleta" se volverán cotizados). Zambra no llamó la atención, aunque el nombre de su libro me parecía tan sugerente ("Formas de volver a casa". Sobre su experiencia de la dictadura chilena cuando era niño).

"Harry Potter y la Piedra Filosofal" y "El sobrino del mago" (saga de Narnia), los considero lecturas de segundo nivel también, volaron apenas llegaron. Umberto Eco, "Apocalípticos e integrados", llamó la atención pero no se lo llevaron (creo que será cuestión de tiempo, hacerlo aparecer más desde artículos y ofrecer variedad).

El buen Benedetti ("Inventario Dos"), Tintín ("El lago de los Tiburones) y el Capitán Calzoncillos (primer número) llevan demasiado tiempo sin volver y, un manga, "Planetes", robado (muy bien informado, sobre recolectores de basura espacial y los seres humanos iniciando la conquista espacial y sus implicaciones en el espacio y en la tierra). Riesgos aceptados.

Más que decir pero lo dejo para quien pida una fundamentación. Su realidad es más intuitiva. Hay muchas metas, creo que las fotos las dicen: lo que hay, lo que preocupó, lo que se sueña desde ya.















Faltó el revistero setentero. Lo doné al otro colegio. Ahí se ponían poemas, oraciones, artículos sueltos, ensayos, declaraciones jurídicas, textos filosóficos y se soñaba con ampliar el panorama de textos. Pronto lo volveremos a hacer. Comparto imágenes de cuando recién fue hecho y otra de su primer uso. 



Sueño con llevar libros del Fondo de Cultura Económica ("Explicar el mundo", sobre la construcción de la ciencia moderna de Steven Weinberg; "El gran escape" de Angus Deaton, Nobel de Economía 2015) y más libros ilustrados (el más reciente, "El hijo del cóndor", es de un autor ecuatoriano, Alfonso Toaquiza). De los documentos papales, la "Laudato Sí", ya está ahí. Pronto espero conseguir la exhortación postsinodal sobre la familia.




El sistema de préstamos es sencillo: un trozo de cartón reutilizado sobre el que los chicos pegan papeles con sus datos para poder ubicarlos en caso de demora.


En las paredes he ido poniendo imágenes impresas de cuadros/expresiones de pintores y autores reconocidos, por ahora: Gustav Klimt, Vincent Van Gogh, Banksy, Liniers y Alberto Montt. Ya está impreso Pieter Brugel. También imágenes recientes de la Nasa (la de la vía Lactea), imágenes del Ecuador (excelentes las de "Revista Ñan") y, por supuesto dibujos varios de los chicos. Estos dibujos están animados también por las películas que vemos. Como ahora ha sido ciclo Miyazaki tenemos algunas imágenes alrededor de sus afiches. Lo interesante del uso de estas imágenes es que al ser hechas por ellos generan nuevas conversaciones sobre lo visto, pues los chicos las muestran a sus compañeros. Sin querer queriendo aparece esa definición que vi en alguna guía de arte sobre el arte como aquellas cosas que uno pone afuera y que generan discusión y nuevas miradas sobre las cosas.

Confío en que el tema de las plantas dé para comenzar a investigar y multiplicar la variedad de plantas y flores del colegio, pero primero tengo que aprender un poco más. Ya hay alguna curiosa ayudándome con el secado de las hojas. Espero poder comenzar a hacer decoraciones basadas en clasificaciones (hojas de plantas, hojas de árboles de la ciudad de Quito) y quién sabe que más. Las plantas que están fuera tienen nombre. Mi idea es que al identificarlas podamos aprender más sobre su cuidado, variedades, historia, los bellos mitos que las acompañan, etc. Pues ciertamente una de mis limitantes pasadas y presentes con las plantas y su cuidado ha sido mi incapacidad de identificarlas. El "uno no ama lo que no conoce", parece confirmarse.

Sobre los periódicos y revistas. La meta es que tengan una fuente para consultar y, además, otro tipo de textos para informarse de novedades que nos circundan o se producen. Si sigo en este lugar el próximo año querría fortalecer el club de periodismo y conectarlo con eventos y personajes. Bibliorecreo, que nos queda "relativamente cerca", es un espacio ideal para ello. La premisa es que el trato directo con autores los motivará como periodistas, al tiempo que suscitará la familiaridad que puede hace despertar a futuros escritores. El tema será conseguir recursos (o ingeniarse una autogestión sencilla) que permita imprimir fotos pues los chicos son muy visuales (¿no lo somos todos en primera instancia?) y eso, de seguro, ayudaría a impulsar aun más el espacio. 

Más que decir pero ya he de volver a retocar o completar ideas. ¡Bienvenidos los comentarios!

Felicidad

(Notas)

La felicidad se sobreentiende pero es un valor.

Referentes inmediatos:
Aristóteles
Mill

jueves, 5 de mayo de 2016

Oldies

http://m.eluniverso.com/noticias/2014/12/07/nota/4312746/presidente-que-tabacchi-aprenda-comportarse
Francamente hay cosas que me ahogan. Una de ellas es que lo político siempre tenga que serlo todo.
Lástima por todos, los acojo.
(Ya intenté rechazarlos
Pero siempre vuelven con más fuerza)
(“Son como demonios”)
Y recuerdo esos malos sueños que se vuelven buenos
Cuando uno se detiene y se pregunta cosas como
¿Por qué un niño querría matarme?
O ¿por qué todos huyen pero nadie se ha vuelto a mirar lo que ocurre?
Y el sueño se detiene y cambia
A veces pienso
Que tal vez así
A la manera de los sueños
Es como debería proceder
(¿qué es lo que quieren, después de todo?)
Y me arriesgo y voy hacia ustedes
(Que son más grandes y más pequeños que ustedes mismos)
Y sueño que tal vez
A la manera de los príncipes
Me encontraría con que rompo
algo así como un hechizo
O que
acogiéndolos y procesándolos,
a la manera de un alquimista,
de un científico paciente,
De una buena madre
(qué se le va a hacer, todavía pesa el imaginario de las madres, papá),
O llegando con mi chaqueta azul brillante y zapatos amarillos
Y unas tres palabras
A fondo verdaderas…
Tal vez así,
los que vengan podrían comenzar a pensar en otras cosas.
Investigadores, biólogas, físicas, exploradores y exploradoras.
Astronautas, por qué no?